Miga de pan

Los últimos meses del 2012 y los primeros del 2013 fueron una época muy especial para mí. Nació Guille, mi segundo hijo, y pasé todos los meses de baja maternal disfrutando muchísimo de él y a la vez conociendo multitud de proyectos de otras personas que me dejaban constantemente con la boca abierta. Para mí fue una época especialmente productiva.

Durante esos meses dormí muy poco y a ratos pequeños. Pero fui muy feliz a pesar de mis ojeras. En las interminables madrugadas en las que amamantaba a Guille o le mecía para conseguir que se durmiera, siempre tenía en una de mis manos mi tablet o teléfono (bebé a un lado, lectura al otro). De esta forma conocí a personas muy interesantes que hacen cosas mucho más interesantes y un mundo bello y lleno de diseños perfectos.

Uno de mis grandes descubrimientos fue Kireei magazine, en cuanto me enteré de que algo así existía, supe que tenía que tener sus revistas en mis manos, y me suscribí rápida como el viento. Gracias a eso conocí a Miga de Pan (incluso recuerdo el momento exacto), en un reportaje sobre Adriana Torres y su fabuloso trabajo en el número 3 de la revista.



Creo que descubrir a Miga de Pan me cambió un poco la idea que tenía sobre el crochet. No se trataba sólo de la técnica, ni de la terapia que pueda llegar a ser, ni de la satisfacción enorme de crear algo con tus propias manos, ni siquiera de la alegría de regalar a alguien especial eso que tú has concebido. En todos los trabajos de Adriana se respira DISEÑO, así, con mayúsculas. El mismo que se respira en una buena fotografía, en el estilo exquisito de muchos diseños de interiores, en las ilustraciones tan preciosas de tantos libros infantiles tan maravillosos, en muchos edificios.

No diré que cuando vi el trabajo de Miga de Pan pensara que yo tenía que conseguir ese nivel de calidad. Nunca osaría. Pero sí que me planteé que si haces algo hazlo bien, aunque no sea tu medio de vida. Y que yo tenía muchísimo que mejorar, empezando por las fotografías. Y me puse manos a la obra, me matriculé en un curso de fotografía online, y poco a poco todo mi trabajo fue mejorando. Ahí estoy, todavía me queda mucho por hacer (el trabajo que me da de comer me roba gran parte de las horas del día y mis dos mochuelos el resto de la energía), pero no tengo prisa, y lo importante es lo que te llevas contigo por el camino. Gran parte de mi cambio de mentalidad fue gracias a Adriana y otras muchas como ella que no paran de dejarme con la boca abierta de asombro.

A finales de mayo Adriana viene a España, a impartir 8 talleres maravillosos sobre bordado (su bordado tan increíble), en 8 ciudades distintas y en cada una de ellas en un espacio muy especial. En cada taller asistirán un máximo de 10 personas, y aquí en The Hobby Maker podéis obtener toda la información y matricularos.

Yo voy a asistir a su taller de Madrid (no podía perdérmelo). Estoy deseando conocer a Adriana y al resto de compañer@s con los que compartiré sin duda el mismo amor por su trabajo. En el momento en que escribo esto aún queda una plaza en Madrid, si alguien de por los alrededores se anima a asistir, que se apunte rápidamente, ya que no creo que duren las plazas libres mucho tiempo. Y para el resto de personas de otras ciudades, fijaos que hay un montón de talleres por toda España, seguro que alguna de las localizaciones os viene bien.

3 comentarios :

  1. Genial. Muchas gracias por compartirlo, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo sabía . Viene también a Bilbao.

    ResponderEliminar
  3. Pues ya somos dos más las enamoradas de Miga de Pan. Y me alegro que puedas conocerla en breve así que disfruta el taller. Besos!!!

    ResponderEliminar

Deja un comentario, por favor, me encantará leerlo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...